Proponen ampliar catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva

La ampliación del catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa es necesaria para combatir la reincidencia delictiva, así lo señaló en el Instituto Nacional de Ciencias Penales, Jorge Mirón Reyes, Subprocurador de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Durante la conferencia “5 reformas urgentes al Código Nacional de Procedimientos Penales” que tuvo lugar en auditorio Alfonso Quiroz Cuarón el abogado también hbaló sobre la portación de armas de fuego y los criterios de oportunidad.

“Es cierto que este sistema privilegia los Derechos Humanos y el derecho a la libertad, pero este planteamiento que hacemos [para reformarlo] no es restrictivo, sino que plantea hacer modificaciones para que las conductas delictivas reiteradas, que no se pueden frenar, ya no sean un peso para la sociedad”, afirmó.

Delitos como la portación de armas de fuego, robo a casa habitación o robo a transeúnte son todos crímenes que fomentan un estado de inseguridad y de alta reincidencia, por lo que deberían incluirse en el catálogo que el Código plantea como merecedores de prisión preventiva oficiosa, argumentó el penalista.

“Una persona detenida con un arma 9mm, no es una persona que la porte a por seguridad. Son armas que se usan para dañar. Ese tipo de situaciones son las que estamos previendo. No se debe partir de la base de la no penalidad, sino de la situación de riesgo que genera la portación de esa arma”, refirió.

Por lo anterior, en el Código Nacional de Procedimientos Penales también deben reformarse los criterios de oportunidad de la prisión preventiva oficiosa y la justificada, ya que actualmente fomentan el fenómeno de la puerta giratoria. “También se tiene que definir si el amparo aplica también para un auto de no vinculación a proceso y fomentar un buen uso de las soluciones alternativas al conflicto”.

“Necesitamos generar un esquema en donde el poder punitivo sea más exigente para evitar que circunstancias de peligro se materialicen en otros tipos de conductas”, concluyó Subprocurador de Derechos Humanos de la Ciudad de México.